UN MAQUILLAJE DE ACABADO NATURAL

Consigue un acabado natural en el maquillaje con estos cinco pasos. Es simple, muy útil para el día a día. Solo debes tener en cuenta que el maquillaje es sutil, no abusar en la aplicación ni la cantidad de sombras ni polvos.

PASO 1. El corrector de ojeras es indispensable. Aplicarlo en la parte inferior del ojo dando pequeños toques con el dedo anular y extenderlo para disimular ojeras e imperfecciones.

PASO 2. Aplicar polvos sueltos con una brocha gruesa. El tono debe ser igual al de tu rostro, también puedes usar polvos traslúcidos.

PASO 3. Aplica una sombra clara en el párpado superior, un tono más claro que la piel natural. Luego aplica una sombra media de acuerdo a tu forma de ojos para dar profundidad. Las sombras de tono tierra mate son ideales para este tipo de maquillaje. No olvides peinar las cejas y definir su recorrido con sombra del mismo tono para enmarcar la mirada.

PASO 4. En las mejillas aplica un tono rosa, siempre con una brocha gruesa y en diagonal desde la parte prominente de la mejilla en dirección a la cien.

PASO 5. Para los labios elige un tono un poco más oscuro que tu color natural. Delinea los labios con un lápiz del mismo tono que el labial. Luego de aplicar el labial, termina con un poco de brillo para conseguir un acabado provocativo.